15.12.14

Dar un paseo por el Camping en Navidad.

Nunca he pasado la Navidad en un Camping. Incluso podría decir que nunca he acampado en ninguna época del año (eso si no tengo en cuenta cuando montamos la tienda de campaña en el jardín) Pero eso se debe a que el Camping lo tengo en "Casa", y es como un hermano mayor. Así que conservo muchos recuerdos de él.




Hace unos días que le alquilamos un "cochecito" a Alejandra, y para alejarnos un poco del bullicio urbano y estar mas tranquilos decidimos dar un paseo por el Camping.


Siempre me han asombrado dos cosas del camping en Invierno:

- La primera de ellas es ver cómo se puede tomar el sol en bañador en pleno mes de diciembre, mientras yo estoy con la bufanda puesta.

- y la segunda son los molinillos de viento que construyen reciclando botellas de plástico, de hecho he pensado que un día de estos podría proponerles que me enseñen a hacerlo y mostrároslo por aquí.



Hacía años que no paseaba por él en estas fechas, aun sabiendo que entre los clientes se organiza un concurso de decoración de parcelas. Así que me aproveché bien, saqué la cámara y tomé algunas fotos, dejando a parte los típicos "espumillones".





Caminamos hasta la piscina, giramos en la fuente hacia la izquierda y llegamos a la parcela 77. Su decoración me llamó bastante la atención, así que pedí permiso para entrar a fotografiar algunos detalles, como esta guirnalda hechas con piñas naturales.



Alejandra y yó empezamos a contar los abetos que tenía decorados: uno, dos, tres, cuatro... y en ese momento se acercó el cliente, muy amable, para darle una chocolatina.



Entonces recordé que hace unas semanas, cuando empezamos a hacer Calendario de Adviento, me entraron dudas. Pensé que hacerlo no era una tradición nuestra y que podría restarle importancia a otras como: montar el arbol o hacer el portal de belén (Llamadme rara pero es que en el fondo yo soy muy de tradiciones, y especialmente en estas fechas) 

Conversé con mis amigos Mr. Google y Mrs. Wikipedia me dijeron que: los orígenes del Calendario de Adviento se remontan al siglo XIX en la Alemania protestante donde los niños encendían una vela por cada día del periodo de Adviento, y que en los años 20 se imprime el primer calendario con tabletas de chocolate para endulzar la espera. 




"Camping","Alemania","Chocolate" ...!Lo tenía! Una vez más las palabras rondabán por mi cabeza. Había encontrado el vínculo que buscaba entre el Calendario de Adviento y mis propias tradiciones, y me decía a mi misma: 


¿Como que no es una tradición nuestra?
¡Claro que sí lo es!
¿Cómo lo había olvidado?

Navidad de 1984.
Si que recordaba aquel Invierno en el que Magdalena, una clienta habitual, me hizo esta casita de bizcocho y galletas. Pero había olvidado las chocolatinas de los Calendarios de Aviento que me traían los clientes Alemanes que venían a pasar el Invierno al Camping (seguro que uno de los motivo sea que no tenga reportaje gráfico de esos calendarios)

El paseo por el camping me hizo recordar que preparar el Calendario de Adviento sería una continuación de propias tradiciones y, fuera de comederos de cabeza, me abrío los ojos: tomar el sol en diciembre es posible, la botella verde de Sprite tiene muchas posibilidades una vez consumida, y que puedo añadir nuevas tradiciones a mis "propias tradiciones Navideñas", como por ejemplo: 
Dar un paseo por el camping en Navidad




Así que estoy segura que volveré pronto. Es más, ya estoy pensando en dar otro paseo al atardecer para enseñaros la decoración con la iluminación navideña.

Y vosotr@s ¿Habéis pasado alguna vez la Navidad en un Camping? ¿Que nuevas tradiciones vais incorporando a vuestro legado familiar?

P.D. No es un post patrocinado, pero si hay algún curioso las fotos han sido realizadas en Camping Torre del Mar (Málaga)

5 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El comentario siguiente era para tí!!!

      Eliminar
  2. Gracias Chary! Se que lo has podido ver en "primera fila"... pero cuando quieras te invito a dar un paseito "in situ"... Muchos besos

    ResponderEliminar
  3. Pues yo sí era de camping María! Mi marido y yo siempre decimos que nuestra primera casa fue nuestra tienda de campaña, que nos acompañó mientras recorríamos Europa en nuestra juventud. Desde q tenemos niños no hemos vuelto al camping pero seguro q algún día lo intentaremos. Y lo del camping con playa en Navidad...envidia de la mala!, un beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya ves que yo todavía no he acampado, pero no lo descarto, sobretodo ahora con Alejandra. Pero ya se sabe que en casa del herrero cuchara de palo, y a mi me ha pasado lo mismo que al pastelero que no come pasteles!

      Eliminar

Cuéntame lo que te apetezca!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...